Representante César Lorduy intentará llegar a la presidencia de la Cámara

Dos candidaturas, tiene el partido Cambio radical para dar la pelea por la presidencia de la Cámara de Representantes en el próximo periodo legislativo que iniciará el 20 de julio, se trata de César Lorduy y Carlos Cuenca.

El barranquillero Lorduy, es un Representante electo por el Cambio Radical a la Cámara por Atlántico con la primera votación para esa corporación legislativa en ese departamento (77.467 votos) y la segunda de Cambio Radical en Colombia.

El dirigente político, es abogado de la Corporación Universitaria de la Costa, Especialista en derecho ambiental de la Universidad Externado de Colombia y en derecho laboral de la Universidad del Norte.

Fue miembro de las juntas directivas de la Andi, de la Cámara de Comercio de Barranquilla, del Consejo Directivo de la Corporación Autónoma Regional del Atlántico, del Consejo de Asoportuaria, del Comité Jurídico de la Cámara de Comercio de Barranquilla y del Consejo Superior de la Universidad del Atlántico. También ha sido asesor jurídico de muchas empresas, y profesor de posgrado y pregrado en diferentes áreas del derecho de varias universidades, entre las cuales se destacan la Universidad Externado de Colombia, Universidad del Norte, Corporación Universitaria de la Costa y Universidad del Atlántico.

En el Congreso hace parte de la Comisión Primera de la Cámara de Representantes, Comisión de Vigilancia a los Organismos de Control, Comisión de seguimiento a la ley de convivencia y eficacia de la justicia, Comisión Accidental para la Región Caribe, en la cual se desempeña como coordinador, y a la Comisión Accidental de la Bancada ProBicicleta.

Por su parte, el representante por el departamento de Guainía, Carlos Cuenca, es profesional en mercadeo con especialización en estrategias de campaña y marketing político. Además, tiene una maestría en comunicación política y en su carrera por el legislativo ha hecho parte de la Comisión de Investigación y Acusación y la Comisión Tercera.

DEJA UNA RESPUESTA