Con equipos biomédicos, Gobernación moderniza hospital de Piojó

“La entrega de esta dotación es en honor a una mujer que en vida dio todo por la salud y el bienestar de los piojoneros, por eso este hospital lleva su nombre grabado por siempre: Vera Judith Imitola Villanueva”.

Con estas palabras de apertura  el  gobernador del Atlántico, Eduardo Verano de la Rosa, en compañía del  secretario de Salud Departamental, Armando de la Hoz, hizo entrega de equipos biomédicos de última generación a la ESE Vera Judith Imitola Villanueva de Piojó con el propósito de ampliar la cobertura  de los servicios a 5.140 usuarios del municipio y sus corregimientos.

El costo de la inversión de la Secretaría de Salud del departamento fue de $365.349.000, provenientes de la Estampilla ProHospital nivel I y II que permitirá optimizar no solo la prestación de los servicios a los usuarios de consulta externa, sino también de urgencias, urgencias obstétricas, odontología y laboratorio.

Para  el área de Consulta Externa figuran equipos como camillas y lámparas cuello de cisne entre otros. En el área de Urgencias y Urgencias Obstétricas contará con mesa de pato, camillas rodantes con barandas, rodachinas y frenos, equipos de pequeñas cirugías, fonendoscopios, electrocauterio, concentrador de oxígeno portátil, monitores multiparámetros, desfibrilador, lámpara de calor radiante, carros de paro, ambú resucitador, succionadores portátiles, doppler fetal y cuna de recién nacido.

Para la atención de pacientes en Odontología, se pondrá en funcionamiento unidades odontológicas, instrumentos básicos odontología, autoclave, micromotor, cavitrón, amalgamadores, lámparas de fotocurado, rayos X odontológicos, entre otros.

El área de Laboratorio contará,  entre otros, con equipos de coagulación, analizador de tiras de orina, pipetas automáticas, neveras para reactivos y agitador Mazzini.

El gobernador del Atlántico, Eduardo Verano, dijo a los asistentes  que Piojó está pasando por su mejor momento, no solo en materia de salud, sino también en obras como vías, servicios públicos, parques, colegios, etc, todas estas enmarcadas en el Plan de Desarrollo 2016-2019 “Atlántico Líder” que, de manera significativa, han transformado la calidad de vida de sus habitantes.

“Con la puesta en marcha de estos equipos, los usuarios contarán con una atención prioritaria en salud y  ya no tendrán que recorrer kilómetros para ser atendidos en centros asistenciales de otros municipios o la capital del departamento. Afortunadamente, las carencias hacen parte del pasado porque actualmente cuentan con todos los servicios  en un mismo lugar”.

El secretario de Salud del Atlántico, Armando de la Hoz Berdugo, sostuvo que los recursos gestionados por el Departamento para la dotación del  ESE Vera Judith Imitola Villanueva tienen como componente contribuir al mejor desempeño de los servicios hospitalarios a la comunidad

“El propósito es que con estos equipos de óptima calidad, los diagnósticos por por parte del galeno sean los más precisos y por ende el tratamiento del paciente lo más acertado. Así mismo hicimos entrega, en su momento, de una unidad de ambulancia, elementos necesarios para atender de manera oportuna los pacientes y usuarios del municipio y sus corregimientos”.

La comunidad piojonera se mostró satisfecha con la nueva imagen que proyecta el hospital y sienten que desde hoy les ha cambiado la vida por el fácil  acceso a los servicios de salud.

“Esto es magnífico, un éxito, lo digo con alegría, con amor porque desde hoy ya no tengo que pedir los pasajes para llevar a mi esposo a Barranquilla quien por  su delicado estado de salud tenía citas cada 8 días. Ahora ya todo lo tenemos aquí y eso nos tiene muy tranquilos y felices”, expresó Nidia Rosa Ortega.

El ‘ángel’ del pueblo

Manuel Ferrer Imitola, hijo mayor de  Vera Judith Imitola, fue el encargado de hacer la reseña histórica de lo que representó su madre para los piojoneros y como se convirtió en la primera partera del pueblo que de forma empírica y gratuita, recibió a incontables niños y alivio el dolor de mucha gente que acudía a ella con quebrantos de salud.

“Hace muchos años en este lugar no había médicos fijos y teníamos que esperar a que llegara uno de cuando en vez y eso llevo a mi madre a que, de manera voluntaria, prestara  los “servicios médicos”, a la comunidad y suplir así   la necesidad que teníamos y se volvió costumbre acudir donde la “niña Judith,” como se le conocía, y fue tanta su acogida en la gente  que la llamaban el “ángel del pueblo”.

Cuenta Manuel que con el paso de los años, construyeron el dispensario y  no dudaron en llamarlo  ESE. Vera Judith Imitola Villanueva “en honor como dice  gobernador Verano, a la pionera de la salud en nuestro municipio y hoy nos llena de orgullo  rendirle este homenaje con la entrega de estos equipos a su hospital”, expresa  con orgullo Manuel.

DEJA UNA RESPUESTA