Draga Hang Jun 5001 estará hasta fin de año en canal de acceso al puerto de Barranquilla

Draga Hang Jun 5001 estará hasta fin de año en canal de acceso al puerto de Barranquilla

Hasta el 31 de diciembre de 2019 permanecerá la draga Hang Jun 5001, para adelantar las labores de adecuación y mantenimiento del canal de acceso al puerto de Barranquilla.

Así se lo comunicó este fin de semana el Consorcio Shanghai-Ingecon a Cormagdalena, entidad que realizará los trámites ante la Dirección General Marítima (Dimar) para exonerarlo del cobro de fondeo del equipo.

“Con el ánimo de contribuir en la adecuación y mantenimiento del canal de acceso al puerto de Barranquilla, a fin de garantizar su operación eficaz, ha manifestado a la Corporación su compromiso de no movilizar la draga Hang Jun 5001 durante la fase de mantenimiento”, dice la carta enviada por Yin Yong Jiu, representante legal del Consorcio Shanghai-Ingecon, a Pedro Pablo Jurado, Director Ejecutivo de Cormagdalena.

“Es una muy buena noticia para la ciudad y los portuarios, pues vamos a contar con una draga permanente hasta el 31 de diciembre de 2019, lo cual nos permitirá recuperar los niveles del río y aumentar el calado en el canal de acceso por encima de los 12 metros, y lo cual garantiza la completa operatividad del canal de acceso en los 22 kilómetros de extensión, durante los próximos meses”, destacó Jurado.

La draga Hang Jun 5001 removerá un total de 1.100.000 metros cúbicos de sedimentos. El plan de trabajo tiene previsto remover 700 mil metros cúbicos de sedimentos, en una primera fase de operaciones, y 400 mil metros cúbicos adicionales, en una segunda fase de mantenimiento.

El Director de Cormagdalena destacó el nuevo modelo de contratación y de operaciones de dragado, que permitirá dar mayor estabilidad a las operaciones portuarias e industriales de la ciudad.

Aseguró que el nuevo modelo de contratación de las operaciones de dragado permitió generar no solo ahorros importantes al país, gracias a los menores costos por metro cúbico de sedimentos removido, sino que también facilita invertir los recursos de la manera más eficientemente posible.

Remover un metro cúbico nos cuesta hoy $11.636, cuando en enero se había pagado $38.000 por metro cúbico removido.

“Esta tarea de planeación en Cormagdalena, con el apoyo del sector privado, nos ha permitido identificar los tramos complejos en el canal de acceso al puerto de Barranquilla, lo que nos permite ser más eficientes en la inversión de los recursos”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA