Gobernación inserta en la vida laboral a 125 jóvenes víctimas de la violencia

El Programa de Atención a Víctimas y Poblaciones Vulnerables, que maneja la Secretaría del Interior de la Gobernación del Atlántico, logró la capacitación y certificación en Vigilancia y Seguridad Privada de 125 jóvenes, inscritos en el Registro Único de Víctimas (RUV).

Con una inversión total de $1.400 millones, el Plan de Inserción Laboral de Víctimas de la Violencia este año completó tres fases, en las que ha formado laboralmente en Seguridad a 550 beneficiarios, en una alianza con la Asociación Colombiana de Seguridad (Asosec). La inversión de la Gobernación es de $1.255 millones y el aporte de Asosec de $162 millones.

La coordinadora del Programa de Atención a Víctimas y Poblaciones Vulnerables, Karen Osorio, indicó el equipo humano adscrito a la Gobernación del Atlántico celebra la culminación de la tercera fase de la iniciativa que les devuelve las esperanzas a personas que han vivido, en carne propia, los procesos armados en la región Caribe.

“Este tipo de proyectos tiene aciertos innegables en la transformación de la vida de estas personas, porque no nos quedamos con la formación de los jóvenes, sino que efectivamente en un alto porcentaje ellos obtienen un empleo con todas sus prestaciones legales, lo que garantiza una verdadera inserción en el mercado laboral”, anotó la funcionaria.

Los beneficiarios, después de culminar la etapa  teórica en Vigilancia y Seguridad Privada pasan a un ciclo de exámenes y filtros con las empresas afiliadas a Asosec, y se seleccionan los jóvenes que quedarán vinculados o que continuarán con otra capacitación.

Este convenio involucra a las compañías privadas de seguridad asociadas, que buscan mejorar sus prácticas en responsabilidad social empresarial, y en las que los jóvenes beneficiarios del programa de la Gobernación han demostrado estar preparados y poseer toda la capacidad necesaria para realizar sus tareas; algunos beneficiados llevan hasta dos años vinculados laboralmente a varias de estas empresas.

Las compañías que contribuyen al desarrollo de esta iniciativa son, entre otras, VP Global, Serviconi y Viaservin Ltda, que han vinculado, en distintas etapas, a beneficiarios de todos los municipios del Atlántico, como Sabanalarga, Soledad, Baranoa, Luruaco y Polonuevo.

La directora ejecutiva de Asosec, Vanessa Cure Anturi, dijo que lo más satisfactorio es brindarles a los jóvenes oportunidades laborales y entregarles competencias necesarias para cumplir sus funciones de manera óptima.

“La alianza busca dar oportunidades a la población en situación vulnerable para que accedan a mejores condiciones de vida, con esto se cumple con la función social que tiene tanto la Gobernación como la organización que represento”, apuntó la directora de Asosec.

En las primeras dos fases del plan, la población a la que se dirigía exclusivamente eran las víctimas de desplazamiento forzoso y otros hechos del conflicto armado que estuvieran registradas en el RUV; en la tercera fase, se amplió la cobertura a población vulnerable inscrita en el Sisben de los estratos 1, 2 y 3.

La beneficiaria de la segunda fase, en 2018, Dayana Luz Espitia Torres, estuvo presente en la entrega de los certificados de la tercera fase, y dijo que es muy gratificante el apoyo que han recibido de todas las instituciones que han participado.

Los beneficiarios alcanzan la aprobación y certificación en fundamentación de los servicios de vigilancia, especialización de los servicios de vigilancia y desarrollo de habilidades y destrezas, luego de pasar por filtros de evaluación de competencias y evaluación psicológica y médica, por lo tanto, el proyecto cuenta con un alto margen de confiabilidad entre las empresas del sector de la seguridad privada.

DEJA UNA RESPUESTA