Ochenta empresarios extranjeros interesados en turismo de naturaleza que ofrece Atlántico

 

Ochenta empresarios internacionales que asistieron al ProColombia Nature Travel Mart (Pntm) interesados en el turismo de naturaleza que ofrece el Atlántico, sembraron 200 mangles rojos y negros en las playas de Miramar en el muncipio de Puerto Colombia, todo ello como parte de la estrategia de la Gobernación del Atlántico y Procolombia de ‘vender’ al departamento como otra alternativa turística que se integra a las ofertas de Bolívar y Magdalena, y para que contribuyeran con el repoblamiento de estas especies.

Los extranjeros que visitaron las playas de Miramar eran procedentes de Estados Unidos, España, Argentina, Canadá, Reino Unido, Alemania, Corea del Sur, entre otros países. Cada uno de ellos sembró entre dos y tres especies de mangles, son defensores del medio ambiente y viajan para apoyar la preservación de la naturaleza.

En esta estrategia también participaron la Policía de Turismo, Alcaldía de Puerto Colombia, Secretaría de Desarrollo Económico, Triple A, Corporación Autónoma Regional del Atlántico (CRA), 60 voluntariados, Cluster de Turismo de Naturaleza del Atlántico, Defensa Civil, entre otras instituciones.

El propósito es mantener la biodiversidad en las playas del departamento, realizar  limpiezas de manera constante para el cuidado que requieren y socializar a la comunidad sobre esta labor.

“Es fundamental tener conciencia de que se deben preservar las playas y no transformarlas en basureros y así promocionar al departamento como destino atractivo para quienes disfrutan del turismo y la naturaleza. Es una responsabilidad de todos”, expresó el gobernador del Atlántico, Eduardo Verano de la Rosa.

En la siembra de los 200 manglares participó la empresaria española, Gemma Sola, agradeció a la Gobernación por invitarla a ser parte de este proceso. “Entre todos estamos destruyendo el planeta, pero actividades como esta siembra de mangles contribuyen al mejoramiento y preservación de estas especies y por supuesto el gran aporte que le hacemos a esta hermosas playas. Parte de nuestro tiempo libre debemos dedicarlo al medio ambiente”.

Cerca de 200.000 mangles se han sembrado en el departamento del Atlántico. Esto genera procesos de responsabilidad social y ambiental. Los manglares son bosques que generan beneficios para la humanidad y la naturaleza. “Este trabajo brinda un reservorio de vida muy apreciable porque estas especies son grandes almacenadoras de Co2 en su materia”, explicó el biólogo de la Fundación Batis, Samuel Cáceres.

El secretario de Desarrollo Económico del Atlántico, Anatolio Santos Olaya, informó que el turismo y el medio ambiente van de la mano y se ha convertido en un gran generador de ingresos en algunos países con potencialidades muy parecidas a las colombianas.

“Mostrarles a los empresarios extranjeros nuestras playas y hacerlos partícipes de la siembra de estos mangles fue una experiencia positiva porque todos le aportamos a la naturaleza, por eso hay que seguir trabajando con las limpiezas para así ayudar al crecimiento de estas especies”, dijo Santos Olaya.

El plástico es un problema mundial. “Reforestar los manglares es importante porque evitan la erosión, purifican el medio ambiente y nos protegen de la tormentas, es así como estamos trabajando en estas jornadas de limpieza y siembra de mangles en las playas del departamento”, manifestó, el subsecretario de Turismo del Atlántico, Carlos Martín – Leyes.

La protección del medio ambiente, la sostenibilidad del sistema ecológico, conllevan a que las playas sean focos y reflejo de una conservación que se debe tener con la madre naturaleza.

“En todas partes del mundo el tema de proteger los humedales es cada vez más importante. Esto que ustedes están haciendo es maravilloso, avanzar con la protección de las especies nativas es una de las mejores cosas que podemos hacer para tratar de recuperar el tiempo, el espacio, las especies y la biodiversidad. Establecer una relación de hermandad con la comunidad para la protección del medio ambiente es vital”, comentó la empresaria argentina, Cecilia Rupar.

El sábado 5 de octubre pasado, la subsecretaría de Turismo de la Gobernación del Atlántico lideró la limpieza de la playa de Miramar, fueron 400 metros que dejaron completamente limpios con la ayuda de distintas entidades que sumaron 60 voluntarios, con el fin de repoblar de manglar, como efectivamente se hizo con la ayuda de los empresarios extranjeros.

DEJA UNA RESPUESTA